Homenaje al pantalón de cuero corto

 

Aquí se presenta los pantalones de cuero con dos cremalleras en el peto y un manguito en la pierna más o menos ancho, habituales en el norte de Alemania. Al haber crecido en el principado de Brackelstein, no pude acostumbrarme a las versiones bávaras y austriacas con babero abotonado. Recuerdo a compañeros que tenían que llevarlos porque no tenían otros pantalones. Se veía extraño en la capital del principado. Hasta que un día el propietario de la cervecería principesca sustituyó su delantal de cuero por unos pantalones de cuero bávaros lujosamente decorados. El hecho de que el propietario, vestido con pantalón de cuero, sirviera la cerveza tenía estilo. Es evidente – ¡los hombres también hacen moda!

En España durante los años cincuenta y sesenta, los chicos se vestían con pantalones de tela que eran más cortos y a menudo más ajustados que los pantalones cortos de cuero de muchachos alemanes. Esto puede comprobarse en la serie de TVE, Cuéntame como pasó, a través de Carlito y sus amigos. El interés en cualquier tipo de pantalon de cuero será mínimo en los países mediterráneos. Turistas españoles habrán visto en algunas ocasiones el curioso ritual de mancebos bávaros o austríacos con el trabalenguas de Schuhplattln. En Baviera y Austria, los pantalones cortos de cuero siguen siendo parte del folclore tradicional, mientras que en los años cincuenta y sesenta habían sido prenda de todos los días en ambas Alemanias de norte al sur. Aquellos pantalones son aptos para zonas con clima moderado, pero poco apropiados para la península ibérica con sus inviernos fríos y veranos muy cálidos. Allí, casi no hay períodos intermedios como primavera y otoño, típico de los países septentrionales.

Sea como sea, el pantalón corto de cuero había desaparecido en los años setenta. Sin embargo, diez o quince años más tarde, estuve de vuelta. Esta durable prenda estaba otra vez muy presente en fiestas como la de la cerveza en Múnich, el célebre Oktoberfest. Otros amantes se encontraban en el ambiente homosexual y entre sadomasoquistas, atraídos por el simpático material natural. Parece que por estos caminos el pantalón corto de cuero se convirtió en fetiche.

 

Es posible que el pantalón de cuero se convirtió en fetiche?? – Buena pregunta! ·  GIF 00:45

 

Más detalles sobre mis propios pantalones de cuero 

 

 ► pantalones cortos 

pantalones largos

          ► instantáneas de video